La magia del teatro

20161008_222250

Ver desde el escenario, al finalizar la representación, a todos -todos- los espectadores ponerse en pie ovacionando a los actores es algo inolvidable que se produce muy pocas veces, sobre todo si el público es entendido, adulto y, además, no conocido por los que actúan; si esto se produce surge la magia del teatro: cuando intérpretes y espectadores, emocionados, no quieren irse, cuando se han fundido, como en un acto de amor feliz, la obra, los actores y el público.

20161008_222031Y esto se produjo en la representación de El señor Ibrahim y las flores del Corán en Las Torres de Cotillas del pasado sábado.

Gracias, torreños, por vuestra lección de atención y respeto, por vuestra acogida, por vuestros aplausos, por vuestras palabras. Captasteis todo: desde la música original hasta la escenografía, pasando por la iluminación, el vestuario e, incluso, el baile y el idioma árabe que tanto nos costó ensayar y aprender con grandes maestros; vuestros comentarios tras la función así nos lo demostraron. Y comprobamos que nuestro esfuerzo no ha sido inútil, que ha merecido la pena y que nos anima a continuar bebiendo el veneno del teatro.

Los que estuvimos con vosotros seguimos estando como en un sueño. No queremos despertar.

¡Viva el TEATRO!20161008_184929

Un comentario en “La magia del teatro

  1. Solo deciros que yo estuve allí y fuí uno de los afortunados espectadores que disfrutaron con vuestra representación y, por supuesto, aplaudí y me levanté. ¡ENHORABUENA!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *