Gran éxito en El Álamo

El viaje siguió su ruta; esta vez en la madrileña población de El Álamo.

El público que llenaba la sala subió a nuestro vagón y, desde que que el pregonero dio la salida, no paró de reír y emocionarse, premiando con sus aplausos once momentos -nada menos- y terminando con una gran ovación y “bravos” que serán difíciles de olvidar no sólo a los intérpretes sino a cuantos presenciaron la representación.

¡Así da gusto viajar!

¡Gracias, alameños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *